Un CV es una herramienta que se utiliza para dar una presentación clara de los datos, competencias y experiencias, siendo nuestro diario de vida laboral.

El CV lo podríamos comparar con un buen anuncio publicitario, el cual busca vender un producto, pero en este caso, se desea presentar al profesional que postula algún empleo. La intención de presentar un buen CV,  es llamar la atención de quien lo está leyendo para ser preseleccionado para una entrevista de trabajo.

Pero… ¿Cuál es su objetivo? 

El objetivo principal del CV es generar interés de quien está leyendo, para así poder conseguir una entrevista personal,  para luego pasar a las siguientes etapas de selección. 

Un CV debe ser fácil de leer 

La persona que realiza la selección, ya sea de RRHH o empresa de reclutamiento, quizás recibe un gran volumen de CV, por lo que no siempre se tiene la paciencia, el tiempo o la disposición para leer un CV a veces extenso o poco llamativo.

Para tener en cuenta, la forma de escribir un CV es una demostración del manejo del lenguaje que posee el postulante, y, este punto suele ser indispensable en la mayor parte  de las ofertas de trabajo.

Atractivo visual 

El principal requerimiento de un CV, es que este sea atractivo a la vista del lector, el cual debe ser organizado, estructurado y ameno. Se debe evitar el exceso de información o lo decorativo que pueda llamar más “la atención”, que el mismo texto informativo, ya que esto puede transmitir una sensación distinta a lo que se desea expresar. 

 

Apostar por lo simple es el camino.

Deja un comentario