Preguntas que debes dominar en una entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo está enfocada en conocer tu personalidad, como enfrentar los retos en el trabajo, como es tu postura frente al trabajo en equipo y cómo manejar la presión dependiendo del puesto de trabajo al cual postulas.

Pregunta 1 

Háblame de ti 

La pregunta que realiza el reclutador muchas veces es una pregunta que puede ser crucial esta tiene un objetivo: Conocer que tienes para ofrecer tú como colaborador a la empresa. Muchas veces cuando nos realizan estas preguntas caemos en lo cliché pensando que nos preguntan por nuestra vida personal (hijos, casado, separado, entre otros). 

Lo más importante en este punto es hablar de ti pero como profesional. Como trabajas, en qué áreas tienes experiencia y por qué puedes ser un elemento valioso para la organización. 

Tips: Quizás para romper el hielo no esté mal dar una pequeña pincelada de nuestra vida pero muy breve por ejemplo: 

Hola soy María tengo 38 años, soy casada, vivo en la comuna de Santiago y me dedico a… (Para luego continuar en tu yo como colaborador para la futura empresa a la cual estas postulando) 

Pregunta 2 

¿Por qué te encuentras en búsqueda de una oportunidad laboral? 

No cometas el error de contar las malas experiencias que quizás tuviste en la empresa anterior (si es que las tuviste), te recomendamos mantener el enfoque en las nuevas metas que buscas alcanzar y en los retos que esperas de un nuevo empleo, mostrando una actitud positiva y  con ganas de adquirir nuevos aprendizajes. 

¿Qué pasa si hablamos de forma negativa de tu antiguo empleador? 

Al hablar de forma negativa de tu antiguo empleador, jefe, o compañeros de tu anterior empleo darás una mala impresión aunque tengas toda la razón, ya que como muy bien sabemos no hay segundas oportunidades para una buena primera impresión. 

Intenta hablar sobre superación y crecimiento, no de insatisfacción aunque no es malo mencionar que quizás te sientas un poco abrumado o que no crees tener oportunidades en tu actual empresa (si te encuentras trabajando), siempre resalta tus ganas de avanzar, de aprender, de adquirir nuevos desafíos.

 

Pregunta 3 

¿Cuáles son tus debilidades? 

La importancia de esta pregunta es conocer: la capacidad que tú tienes para asumir tus errores y la habilidad de corregirlos. (Recuerda que es sumamente importante nombrar una debilidad pero dar una solución a tus debilidades, ya que una debilidad es siempre una oportunidad de mejora). El reclutador quiere saber si eres una persona que recibe bien una crítica y se esfuerza por mejorar, o más bien eres una persona que niega sus debilidades y se resisten a los cambios. 

Pregunta 4 

¿Por qué duraste poco en tu empleo anterior? 

Si es que llegas a tener un empleo de poca duración o un historial de pocas relaciones laborales lo más probable que el reclutador te pregunte ¿Por qué duraste poco en tu empleo anterior? Es una pregunta normal ya que a ellos les preocupa si eres una persona inestable. Puedes responder como: 

Me encuentro buscando una oportunidad más retadora, o que el empleo no resulto como yo esperaba pero siempre manteniendo una línea formal evitando hablar de forma negativa de tu antiguo empleador.

Pregunta 5

¿Cuáles son tus pretensiones salariales?

En el caso de que esta sea tu primera entrevista, no es conveniente dar un monto todavía. Podrías hacer tiempo con respuestas como ¨Busco un salario competitivo el cual se encuentre de acuerdo al cargo al cual estoy postulando¨ o ¨Me gustaría saber más detalles con respecto al puesto al cual postulo para así saber cuál sería el monto adecuado» 

Aunque quizás será difícil que te pregunten sobre tus pretensiones de renta en la primera entrevista ya que la primera es para conocer a la persona, pero uno nunca sabe, debes estar preparado.

Pregunta 6

Háblame de algún momento de tu vida laboral en la que hayas cometido un error, algún incidente y como lo solucionaste

Este tipo de preguntas son muy comunes en la entrevista de trabajo y su enfoque es ir más allá de las respuestas formuladas con la intención de cuestionar al candidato sobre su manera de reaccionar ante diferentes situaciones. Te pueden pedir que des ejemplos sobre resolución de conflictos, estrés, honestidad, integridad etc. El objetivo es que tú demuestres con ejemplos que tipo de empleado eres. 

Prepárate para dar ejemplos concretos de tu vida, lo más importante que debes saber es que al dar estos ejemplos te debes enfocar en una fecha ( dos años atrás, tres años atrás) y concéntrate en lo que hiciste tú como profesional, no en la organización ni directrices de la empresa siendo claro,  y explicando de forma detallada el problema, destacando también cuáles fueron tus habilidades para resolver el problema, por ejemplo: El trabajo en equipo, pensamiento analítico, planificación y organización, manejo de conflictos, servicio al cliente, comunicación, relaciones interpersonales, disposición al cambio. 

Puedes utilizar esta secuencia: 

Situación: Describe lo mejor que puedas cuando paso, donde paso. Es decir tienes que remarcar muy bien el contexto además si incluyes recursos, momento organizacional mejor aún porque estás dando información que te interesa.

Tarea: Relata con exactitud que se esperaba de ti bajo el contexto que viviste y además, no te olvides de dar a conocer las medidas que tomaste de manera particular para resolver dicha situación. 

Acciones: Explica a través de conductas o resalta la competencia que utilizaste para resolver la situación 

Ejemplo: Yo resolví mi conflicto utilizando el trabajo en equipo el cual es una de las competencias más importantes en una organización, ya que todo se deben encontrar bajo la misma línea para resolver los distintos desafíos que se van presentando (siempre relacionado con la historia que tú estás contando). 

Resultado: Comenta cuál fue el resultado que obtuviste producto de tus decisiones si lo puedes cuantificar mejor aún.  Además relata lo que aprendiste, resultado en tu entorno si recibiste algún tipo de reconocimiento.

Ahora te invito a escribir una situación ya sea incidente que tuviste en el momento en el cual te encontrabas trabajando siguiendo estos cuatro pasos para que te encuentres preparado para alguna pregunta de este tipo que ya son frecuentes en las entrevistas de trabajo.

Pregunta 7 

¿Por qué deberíamos contratarte a ti y no a otros candidatos? 

Este es el momento donde dejas la inseguridad de lado y te vendes. Este es el momento de hablar bien de ti mismo, donde destacas tus competencias, cualidades, experiencias. 

Ejemplos: Al trabajar en el área de producción logré desarrollar la habilidad de trabajar bajo presión para alcanzar las metas y superar expectativas que teníamos como organización. 

También te ayudará saber y conocer sobre la empresa. 

Por ejemplo: Sé que la empresa trabaja desde la mejora continua y me interesa ser parte del equipo para trabajar de la mano con la organización para lograr el objetivo. Muestra tu pasión y habla de cómo trabajarás para alcanzar las metas claves.

 

Deja un comentario