Controlar nervios en una entrevista de trabajo

Es normal tener nervios cuando sabemos que debemos ir a una entrevista de trabajo, y es más, nuestro sistema nervioso entra en un estado de alerta cuando se acerca el momento de entrar a la entrevista. De manera inconsciente, tratamos de estar al tanto de todo lo que ocurre a nuestro alrededor para así  maximizar las posibilidades del éxito. 

Estar nerviosos demuestra el grado de importancia para nosotros, y de ese modo, hace más posible que no nos dejemos estar y que nos preparemos para una entrevista de trabajo. Sin embargo, si el nivel de estrés y ansiedad es muy alto, también es posible que nos quedemos bloqueados a las preguntas del reclutador o que en general mostremos una imagen que no es la nuestra.

El hecho que nos mostremos demasiado ansiosos hace que suban los niveles de ansiedad y de estrés, por eso combatir los nervios es un reto, dado que no solo plantea la necesidad de conseguir el empleo, sino que tampoco debemos involucrar demasiadas emociones lo cual es bastante difícil, ya que no tenemos muchas ofertas de trabajo donde elegir en algunas ocasiones.

Dicho esto, y teniendo en cuenta que cada caso es único, veamos algunas estrategias para disminuir los efectos del estrés.

  • Duerme bien 

No dormir lo suficiente hace que nuestro sistema nervioso nos muestre inquietos ante diversas situaciones en las que notamos que no tenemos el control. Si durante la mayor parte del día estamos cansados, y todo parece ir más lento, tendremos una reacción contraria cuando tengamos una situación de estrés porque nos debemos exigir más de la cuenta y nos sentiremos menos preparados para afrontarlas. Como resultado tendremos que nuestro sistema nervioso va invertir más energía en mantenerse alerta y eso nos puede  llevar a ser más imprecisos en las tareas específicas a realizar. 

Te recomendamos dormir bien, para reducir las posibilidades de estar demasiado nerviosos en una entrevista laboral

  • No pienses tanto

Evita pensar tanto en como será tu entrevista de trabajo, aunque eso no implica que no te debas preparar, no debes caer en una obsesión con el proceso de selección.

El miedo y la inseguridad hace que todos nuestros miedos se puedan hacer realidad por lo tanto piensa positivo y confía en ti mismo.

  • Prepárate para la entrevista

Mientras más preparado para la entrevista te encuentres, mucho mejor, lo ideal es hacer una lista de necesidades objetivas que hay que cubrir para ir en condiciones a una entrevista, ordena las prioridades, por ejemplo: 

Tener claridad a preguntas como ¿Por qué está interesado en esta oferta laboral? ¿Cuánto conoce la empresa?, ¿Dónde está ubicada la empresa? 

  • Salir con tiempo a una entrevista de trabajo

Debes salir con tiempo a una entrevista de trabajo, todos sabemos que la puntualidad es primordial en estos casos, puedes controlar tus nervios, ya que en cambio si vas con prisa, tu sistema nervioso se altera y comienzan las preocupaciones que podrías evitar si llegas temprano.

  • Ejercicios de relajación 

Si realizas ejercicios de relajación muscular y de respiración, tus niveles de estrés se encontrarán  mucho más bajos, entonces cuando entres a la sala estarás relajado y seguro de ti mismo.

Deja un comentario